odontologico.org.

odontologico.org.

Dientes del juicio: ¿Por qué se suelen extraer?

Dientes del juicio: ¿Por qué se suelen extraer?

Los dientes del juicio, o terceros molares, son uno de los temas más hablados en el mundo de la odontología y la salud dental. Cuando se habla de ellos, hay una pregunta que siempre se plantea: ¿Por qué se suelen extraer los dientes del juicio?

¿Qué son los dientes del juicio?

Los dientes del juicio son los terceros molares que aparecen entre los 17 y 25 años de edad. La mayoría de las personas tienen cuatro dientes del juicio, uno en cada esquina de la mandíbula y la parte superior de la boca.

Estos dientes erupcionan en la parte posterior de la boca y, a menudo, no tienen suficiente espacio para crecer correctamente. La falta de espacio puede causar varios problemas dentales y de salud bucal.

Problemas asociados con los dientes del juicio

Los dientes del juicio pueden causar muchos problemas y, por esta razón, es común extraerlos. A continuación, se muestran algunos de los problemas dentales y de salud bucal que pueden surgir como consecuencia de los dientes del juicio:

  • Compresión dental: Cuando los dientes del juicio aparecen, a menudo no tienen suficiente espacio para crecer correctamente. Esto puede causar presión en los dientes adyacentes, lo que puede provocar dolor, inflamación e incluso deformidades dentales.
  • Infecciones: Los dientes del juicio pueden causar infecciones en las encías y los dientes. Los síntomas pueden incluir dolor, hinchazón e inflamación de las encías.
  • Quistes: Los quistes pueden desarrollarse alrededor de los dientes del juicio. Estos quistes pueden causar daño a las raíces de los dientes, así como dolor e inflamación en las encías.
  • Movilidad dental: Cuando los dientes del juicio aparecen, a menudo no tienen suficiente espacio para crecer correctamente. Esto puede causar presión en los dientes adyacentes, lo que puede provocar que estos se aflojen y se muevan.

¿Cuándo se deben extraer los dientes del juicio?

No todos los dientes del juicio deben extraerse. Sin embargo, si se experimenta cualquiera de los problemas mencionados anteriormente, es posible que sea necesario extraer los dientes del juicio para prevenir complicaciones futuras.

Además, si los dientes del juicio se están decidiendo antes de salir completamente, el dentista también puede sugerir su extracción para evitar problemas futuros.

¿Cómo se extraen los dientes del juicio?

La extracción de los dientes del juicio se realiza bajo anestesia local, lo que significa que solo se adormecerá la zona donde se realizará la extracción. Si se van a extraer varios dientes del juicio, es posible que se use anestesia general.

El procedimiento en sí es bastante simple. El dentista o cirujano oral hará una pequeña incisión en las encías para acceder al diente. Si el diente aún no ha hecho erupción, es posible que sea necesario extraer la encía y el hueso que lo cubre. A continuación, el diente se extrae cuidadosamente del zócalo dental. Una vez que se ha extraído el diente, se limpia el área y se sutura la encía para promover la curación.

¿Hay algún riesgo asociado con la extracción de los dientes del juicio?

Como con cualquier procedimiento dental, hay algunos riesgos asociados con la extracción de los dientes del juicio. Estos pueden incluir dolor, hinchazón, sangrado y una mayor probabilidad de infección.

Sin embargo, estos riesgos son bajos y, con un buen cuidado posterior, el proceso de curación es relativamente sencillo.

Conclusión

Los dientes del juicio son un tema común en el mundo de la odontología y la salud dental. Si bien estos dientes no siempre necesitan ser extraídos, a menudo pueden causar problemas dentales y de salud bucal si no tienen suficiente espacio para crecer correctamente.

Si experimentas problemas dentales o de salud bucal debido a los dientes del juicio, habla con tu dentista acerca de las opciones de tratamiento disponibles, incluyendo la extracción.