odontologico.org.

odontologico.org.

La corrección de problemas dentofaciales con cirugía oral y maxilofacial

La corrección de problemas dentofaciales con cirugía oral y maxilofacial

Introducción

La cirugía oral y maxilofacial es una especialidad dentro de la odontología que se enfoca en la corrección de problemas dentofaciales. Estos problemas pueden ser causados por malformaciones congénitas, accidentes o enfermedades. La cirugía oral y maxilofacial es una de las técnicas más avanzadas y eficaces para corregir estos problemas. En este artículo, hablaremos sobre la corrección de problemas dentofaciales mediante cirugía oral y maxilofacial.

Problemas dentofaciales

Los problemas dentofaciales son aquellas malformaciones que afectan tanto a los dientes como a los maxilares. Estos problemas no solo afectan la apariencia física de una persona, sino que también pueden afectar su salud. Entre los problemas más comunes se encuentran:

  • Mordida abierta: Es la maloclusión en la que los dientes superiores e inferiores no se tocan cuando se cierra la boca.
  • Mordida cruzada: Es la maloclusión en la que los dientes superiores no están correctamente alineados con los dientes inferiores.
  • Prognatismo mandibular: Es la protrusión excesiva de la mandíbula inferior.
  • Retrognatismo mandibular: Es la retrusión de la mandíbula inferior.
  • Micrognatia: es una mandíbula inferior demasiado pequeña en comparación con la superior.

Tratamiento

El tratamiento de los problemas dentofaciales puede ser llevado a cabo mediante diversas técnicas, una de las más efectivas es la cirugía oral y maxilofacial.

Evaluación preoperatoria

Antes de la cirugía, es importante evaluar el estado de salud general del paciente y sus antecedentes médicos y dentales. Además, se realiza un examen clínico y radiográfico para evaluar el tamaño y la posición de los maxilares, los dientes y la mandíbula.

Procedimiento quirúrgico

La cirugía oral y maxilofacial se realiza en un entorno hospitalario. En la mayoría de los casos, se realiza bajo anestesia general.

El procedimiento consiste en la sección de la mandíbula y/o maxilar para su realineación. Los huesos se vuelven a colocar en la posición correcta y se sujetan con placas y tornillos.

En algunos casos, se pueden utilizar técnicas de distracción osteogénica para estirar los huesos y crear espacio donde antes no lo había.

Postoperatorio

La recuperación después de la cirugía oral y maxilofacial es gradual, y puede tomar hasta seis meses para que los huesos se curen y se fusionen correctamente.

El dolor postoperatorio se puede controlar con analgésicos, y el paciente debe seguir una dieta líquida o blanda durante los primeros días después de la cirugía.

Se recomienda evitar actividades físicas exigentes durante un período prolongado después de la cirugía para evitar complicaciones. El seguimiento posoperatorio es crucial para garantizar que los huesos estén sanando adecuadamente y para detectar cualquier posible complicación.

Conclusión

La cirugía oral y maxilofacial es una opción efectiva y segura para corregir problemas dentofaciales. Antes de someterse a una cirugía, es importante que el paciente sea evaluado exhaustivamente para determinar si es candidato para el procedimiento.

Es importante seguir las recomendaciones del cirujano después de la cirugía para garantizar una recuperación exitosa y evitar complicaciones. Si está considerando la cirugía oral y maxilofacial para corregir un problema dentofacial, hable con su dentista u ortodoncista para determinar si es una opción adecuada para usted.