odontologico.org.

odontologico.org.

Restauraciones indirectas: incrustaciones e onlays

Restauraciones indirectas: incrustaciones e onlays

Las restauraciones indirectas son aquellos procedimientos dentales en los que se fabrica un molde de la zona a tratar y posteriormente se realiza una restauración que se coloca en la cavidad previamente realizada en la pieza dental. Dentro de estas restauraciones indirectas encontramos las incrustaciones e onlays, que resultan muy útiles para solucionar problemas como fracturas o caries extensas.

Incrustaciones

Las incrustaciones, también conocidas como inlays, son prótesis que se utilizan para tratar caries o fracturas que afectan a una parte importante de la estructura dental. Estas prótesis están formadas por materiales como el oro, la cerámica o la resina compuesta.

Las incrustaciones tienen algunas ventajas importantes frente a otros procedimientos dentales, como las obturaciones o empastes dentales, ya que son más resistentes y pueden durar muchos años sin necesidad de reemplazo. Además, las incrustaciones se ajustan perfectamente a la forma de la cavidad y la pieza dental, lo que garantiza una mayor estabilidad y durabilidad en el tiempo.

En general, el proceso de colocación de una incrustación consta de varias etapas. Primero, se realiza una limpieza a fondo de la pieza dental y se toman medidas precisas para fabricar la incrustación. A continuación, se fabrica la prótesis y se prueba en la boca del paciente. Por último, se coloca la incrustación con un adhesivo especial.

Onlays

Los onlays son restauraciones dentales similares a las incrustaciones, pero se utilizan principalmente para tratamientos más extensos y complejos. Estas prótesis pueden cubrir una parte importante de la pieza dental y suelen requerir una mayor preparación de la zona afectada.

Los materiales utilizados en la fabricación de los onlays son similares a los de las incrustaciones, aunque también es posible utilizar materiales como la porcelana o el composite. En general, los onlays ofrecen una mayor durabilidad y resistencia que otros procedimientos como las obturaciones dentales.

El proceso de colocación de un onlay es similar al de las incrustaciones, pero suele requerir un mayor grado de precisión y preparación. En algunas ocasiones, puede ser necesario realizar una preparación adicional de la pieza dental para garantizar que el onlay se ajuste perfectamente.

Consideraciones finales

Las incrustaciones y onlays son procedimientos dentales muy útiles para solucionar problemas como las caries y las fracturas, y ofrecen una mayor durabilidad y resistencia que otros procedimientos como las obturaciones. Sin embargo, es importante recordar que no todas las piezas dentales son adecuadas para la colocación de estas prótesis y que en ocasiones pueden ser necesarios otros tratamientos más simples.

En cualquier caso, es fundamental que la elección del tipo de restauración se realice siempre de forma personalizada y con la ayuda de un odontólogo especializado, para garantizar los mejores resultados y proteger la salud bucodental de los pacientes.