odontologico.org.

odontologico.org.

Síntomas comunes de la periodontitis

Síntomas comunes de la periodontitis

La periodontitis es una enfermedad dental común que afecta tanto a jóvenes como a mayores. Esta enfermedad se produce cuando las bacterias presentes en la cavidad oral se acumulan en la superficie de los dientes y forman placa bacteriana. Con el tiempo, esta placa puede endurecerse, formando lo que se conoce como sarro. Si no se trata, la periodontitis puede causar la pérdida de dientes y afectar a la salud general del cuerpo.

Gingivitis

La gingivitis es el primer signo de periodontitis. Se caracteriza por la inflamación de las encías, que se vuelven rojas, inflamadas y sensibles. También pueden sangrar al cepillarse los dientes o al usar hilo dental. La gingivitis es reversible si se trata a tiempo, pero si se deja sin tratar puede progresar en periodontitis.

Movilidad de dientes

La periodontitis puede causar la movilidad de los dientes y, en algunos casos, pueden llegar a caerse. Esto se debe a que la enfermedad afecta a los tejidos de soporte de los dientes, que se debilitan y pierden su función.

Mal aliento

El mal aliento es otro síntoma común de la periodontitis. Se produce debido a la acumulación de bacterias en la boca y la liberación de compuestos volátiles que causan un olor desagradable. A medida que la enfermedad avanza, el mal aliento puede hacerse más intenso y difícil de controlar.

Retracción de las encías

La retracción de las encías es otro signo de periodontitis. A medida que la enfermedad progresa, las encías pueden comenzar a retirarse de los dientes, exponiendo la raíz. Esto puede hacer que los dientes sean más sensibles al frío y al calor, y también puede provocar un mayor riesgo de caries.

Pus alrededor de los dientes

La presencia de pus alrededor de los dientes es un síntoma grave de periodontitis. Esto se debe a que la enfermedad puede causar la formación de bolsas periodontales, que son bolsas llenas de pus que se forman entre los dientes y las encías. Si estas bolsas no se tratan, pueden infectarse y provocar la pérdida de dientes.

Cambios en la mordida

A medida que la periodontitis avanza, puede provocar cambios en la mordida del paciente. Esto se debe a la pérdida de dientes y al debilitamiento de los tejidos de soporte, que pueden provocar que los dientes se desplacen o se aflojen. Esto puede dificultar la masticación y la pronunciación.

Dolor

La periodontitis también puede causar dolor en la boca y los dientes. Esto puede ser causado por la inflamación de las encías o la presión sobre los dientes adyacentes. A medida que la enfermedad avanza, el dolor puede hacerse más intenso y puede ser necesario tomar analgésicos para aliviarlo.

Prevención y tratamiento de la periodontitis

La mejor manera de prevenir la periodontitis es mantener una buena higiene oral. Esto incluye cepillarse los dientes dos veces al día, usar hilo dental diariamente y visitar al dentista regularmente para realizarse limpiezas dentales profesionales. Si ya tiene periodontitis, el tratamiento dependerá de la gravedad de la enfermedad. Los tratamientos pueden incluir raspado y alisado radicular, cirugía periodontal y, en algunos casos, extracción de dientes.

  • La periodontitis es una enfermedad dental común que afecta a jóvenes y mayores.
  • Los síntomas comunes de la periodontitis incluyen gingivitis, movilidad de los dientes, mal aliento, retracción de las encías, pus alrededor de los dientes, cambios en la mordida y dolor.
  • La prevención de la periodontitis implica mantener una buena higiene oral mediante el cepillado regular, el uso de hilo dental y las visitas regulares al dentista.
  • Si ya tiene periodontitis, el tratamiento dependerá de la gravedad de la enfermedad y puede incluir raspado y alisado radicular, cirugía periodontal y extracción de dientes.

En resumen, si nota alguno de estos síntomas, es importante visitar a su dentista lo antes posible para obtener un diagnóstico y tratamiento adecuado. Cuanto antes se trate la periodontitis, más fácil será controlar la enfermedad y prevenir futuros problemas dentales y de salud.