odontologico.org.

odontologico.org.

¿En qué consiste el tratamiento de ortodoncia lingual?

¿En qué consiste el tratamiento de ortodoncia lingual?

La ortodoncia lingual es un tipo de tratamiento dental que utiliza brackets o frenillos que se colocan en la cara interna de los dientes, lo que los hace prácticamente invisibles. De esta forma, los pacientes que desean alinear sus dientes pueden tener un tratamiento discreto y efectivo sin tener que preocuparse por la apariencia poco estética que pueden ofrecer los brackets tradicionales.

¿Cómo funciona la ortodoncia lingual?

El tratamiento de ortodoncia lingual, a diferencia de los brackets tradicionales que se colocan en la parte exterior de los dientes, se coloca en la superficie interna de cada diente. Para poder realizarlo, es necesario un mayor nivel de especialización por parte del dentista, y se requiere de una gran precisión para poder colocar los brackets en la posición adecuada.

Una vez que los brackets están colocados, se utiliza un arco de metal que va uniendo los brackets y permite la corrección de la alineación dental. El arco puede ser de titano o de níquel-titanio y es personalizado para cada paciente. De esta forma, se pueden aplicar diferentes tipos de fuerza según la necesidad de cada caso particular.

La ortodoncia lingual es un tratamiento que puede durar entre 18 y 36 meses, dependiendo de la complejidad del caso. Sin embargo, la duración del tratamiento puede variar dependiendo de la respuesta de cada paciente y de las técnicas utilizadas por el dentista para acelerar el proceso.

¿Para quiénes es adecuada la ortodoncia lingual?

La ortodoncia lingual es adecuada para cualquier persona que quiera corregir la alineación de sus dientes de forma discreta. Por lo general, se utiliza para pacientes adultos que trabajan en empleos relacionados con la atención al cliente, la televisión o el cine, en los que la apariencia estética es fundamental.

Además, la ortodoncia lingual es adecuada para personas que tienen problemas de oclusión o problemas dentales de origen estético. Si un paciente tiene problemas graves de oclusión o mandíbula, es posible que se necesite un tratamiento más completo que incluya cirugía ortognática.

¿Cuáles son las ventajas de la ortodoncia lingual?

La ortodoncia lingual tiene varias ventajas en comparación con otros tratamientos de ortodoncia. Algunas de estas ventajas son:

  • Discreción: la ortodoncia lingual es prácticamente invisible, lo que lo hace ideal para personas que no quieren que se les note que están usando brackets.
  • Personalización: los brackets se personalizan para cada paciente, lo que significa que el tratamiento se adapta a las necesidades individuales de cada paciente.
  • Comodidad: los brackets están en la cara interna del diente, lo que significa que no hay molestias en las mejillas, labios o lengua como puede pasar con otro tratamiento de ortodoncia.
  • Resultados: los resultados son igual de efectivos que con otros tratamientos de ortodoncia y pueden durar toda la vida si se mantiene una buena higiene dental.

¿Cuáles son las desventajas de la ortodoncia lingual?

A pesar de las ventajas que ofrece la ortodoncia lingual, hay algunas desventajas que se deben tener en cuenta al decidir someterse a este tratamiento:

  • Costo: la ortodoncia lingual es un tratamiento más costoso que otros tratamientos de ortodoncia debido a la especialización necesaria para su colocación.
  • Molestias iniciales: puede haber algunas molestias en los primeros días después de la colocación de los brackets internos, y es posible que se necesite un tiempo de adaptación para hablar correctamente.
  • Dificultad en la higiene: los brackets internos pueden hacer más difícil la higiene dental, por lo que es importante mantener una buena rutina de cuidado dental para prevenir la caries y la acumulación de placa.

¿Cómo se hace el mantenimiento de la ortodoncia lingual?

El mantenimiento de la ortodoncia lingual es similar al de otros tratamientos de ortodoncia:

  • Cepillado: es importante cepillarse bien los dientes después de cada comida y usar hilo dental para eliminar cualquier resto de comida que pueda quedar atrapado entre los dientes o los brackets.
  • Revisiones: es necesario acudir al odontólogo regularmente para revisar el estado de la ortodoncia lingual y hacer los ajustes necesarios.
  • No comer alimentos duros: evitar alimentos duros o pegajosos que puedan dañar los brackets o el alambre metálico que une los brackets.

Conclusión

Aunque la ortodoncia lingual es un tratamiento más costoso que otros tratamientos de ortodoncia, ofrece varias ventajas para las personas que buscan un tratamiento discreto para corregir la alineación de sus dientes. La ortodoncia lingual es adecuada para cualquier persona que busque un tratamiento de ortodoncia personalizado y discreto, pero es importante tener en cuenta las desventajas que se deben afrontar antes de tomar la decisión de someterse a este tratamiento. De cualquier manera, es recomendable acudir a un odontólogo especializado en ortodoncia para conocer cuál es el tratamiento más adecuado para cada caso individual.