odontologico.org.

odontologico.org.

La periodontitis: ¿cómo prevenirla?

La periodontitis: ¿cómo prevenirla?

La periodontitis: ¿cómo prevenirla?

La periodontitis es una enfermedad muy común en la odontología. Se trata de una infección grave que afecta a los tejidos que rodean el diente y que, si no se trata a tiempo, puede provocar la pérdida del diente. En este artículo vamos a hablar de las causas de la periodontitis y sobre todo, de cómo se puede prevenir.

Causas de la periodontitis

La periodontitis es causada por las bacterias presentes en la boca. La placa bacteriana puede acumularse en los dientes y las encías, formando una especie de película pegajosa. Si esta placa no se elimina por medio del cepillado y la limpieza dental regular, las bacterias pueden infectar las encías y dañar el tejido que sostiene el diente.

Otras causas de la periodontitis pueden ser la mala higiene dental, el tabaquismo, el estrés, la diabetes o enfermedades autoinmunitarias.

Síntomas de la periodontitis

Los síntomas de la periodontitis varían según el grado de la enfermedad, pero los más comunes incluyen:

- Encías inflamadas, rojas o sangrantes
- Mal aliento o mal sabor de boca
- Sensibilidad en los dientes
- Formación de bolsillos entre las encías y los dientes
- Movilidad de los dientes
- Pérdida de dientes

Cómo prevenir la periodontitis

La mejor forma de prevenir la periodontitis es llevar una buena higiene dental. Esto implica:

Cepillarse los dientes dos veces al día: es necesario hacerlo después de cada comida y antes de acostarse. Utiliza un cepillo de dientes suave y una pasta dental con flúor. Cepilla las superficies de los dientes y también la lengua y las mejillas. Es importante no olvidarse de limpiar bien las muelas.

Usar hilo dental: el cepillado no es suficiente para eliminar toda la placa bacteriana, especialmente en los espacios entre los dientes. Por eso, es importante usar hilo dental para retirarla. Es recomendable hacerlo una vez al día.

Realizar limpiezas dentales regulares: una limpieza dental profesional cada seis meses es importante para eliminar la placa bacteriana que no se elimina con el cepillado y el hilo dental. Además, el odontólogo puede detectar y tratar problemas en las encías antes de que se conviertan en periodontitis.

Dejar de fumar: el tabaco afecta de forma negativa a la salud bucal. Fumar aumenta el riesgo de sufrir periodontitis y otras enfermedades periodontales.

Evitar el estrés: el estrés crónico puede afectar al sistema inmune, lo que aumenta el riesgo de infecciones bucales.

Mantener una dieta saludable: una dieta rica en frutas y verduras puede ayudar a fortalecer el sistema inmunitario y reducir el riesgo de periodontitis.

En conclusión, la periodontitis es una enfermedad que puede prevenirse en gran medida con una buena higiene dental y un estilo de vida saludable. Es importante acudir al odontólogo ante los primeros síntomas de la enfermedad para recibir el tratamiento adecuado y evitar su progresión y la pérdida del diente.